TORTUGA GIGANTE

    Es uno de los animales mas conocidos de las islas Galápagos, puede alcanzarlos 250 kilos y medir 150cm. De largo curvo son las tortugas más grandes del mundo especialmente las que se encuentran en la isla Santa Cruz. Son vegetarianas y comen una gran variedad de plantas cuando lo tienen a su disposición, su digestión de demora de una a tres semanas; tiene la capacidad de almacenar agua y pasar grandes períodos de tiempo sin ingerir líquidos gracias a de metabolismo de transformar su grasa acumulada en agua; se ha comprobado que pueden regular la temperatura de su cuerpo. Maduran sexualmente entre los 20 y 25 años, se reproducen por huevos, que son depositados en un hueco que la hembra cava en un terreno arenoso, a éstos los cubre de barro y orina para protegerlos, la incubación dura de 120 a 140 días para nacer las nuevas crías.

La Tortuga Gigante que puebla las islas ecuatorianas Galápagos vive principalmente cerca de la costa, sobre los suelos cálidos y secos de lava bañados por el océano Pacífico. Constituye una especie en peligro de extinción ya que, de las 250.000 tortugas gigantes que habitaban estas islas, sólo quedan unas 15.000 en la actualidad.

Nombre común de dos enormes especies de tortuga en peligro de extinción que viven en el atolón de Aldabar, en el océano Índico, y en las islas Galápagos, frente a las costas de Ecuador, en el Pacífico. Tanto la primera como la segunda, a la que dio fama Charles Darwin, alcanzan una longitud superior a 1 m y llegan a sobrepasar los 250 kg. Los reptiles de este tamaño son probablemente muy viejos, pues crecen muy despacio. Se sabe de tortugas que han vivido 150 años. La tortuga es ahora una especie amenazada y catalogada como rara a consecuencia de la caza a que la ha sometido el hombre, la destrucción de su hábitat y la introducción de animales que se alimentan de individuos jóvenes y compiten por el alimento con los adultos. Durante el siglo XIX en especial, los marineros cazaron muchas tortugas gigantes que utilizaban como fuente de carne fresca, que consumían tanto en las islas como en el curso de sus largos viajes. Se sabe de tortugas que han sobrevivido hasta 14 meses sin comida ni agua.

En las Galápagos, las tortugas gigantes han desarrollado a lo largo de la evolución caparazones distintos en cada isla, como consecuencia de las diferencias de hábitat y de alimentación. En las islas con pocos recursos alimentarios, las tortugas son menores. El caparazón está elevado por encima del cuello y de las largas patas que les permiten alcanzar plantas un poco más altas. Se sabe que dos formas de las islas se han extinguido, y una tercera ha quedado reducida a un ejemplar bautizado como ‘el solitario Jorge’, la única tortuga viviente de la isla Pinta, que reside en la estación de investigación Charles Darwin. La única esperanza de supervivencia de las tortugas gigantes está en el mantenimiento de la protección internacional y el éxito del programa de cría en cautividad iniciado hace más de veinte años en la estación Darwin. Las hembras de tortuga ponen hasta 17 huevos en un hoyo de 30 cm y las crías salen excavando. Ya se han devuelto al estado silvestre muchas tortugas nacidas en cautividad.

Clasificación científica:

La tortuga gigante pertenece al género Geochelone, de la familia de los Testudínidos. La tortuga de Aldabar es la especie Geochelone gigantea y la de las islas Galápagos se clasifica como Geochelone elephantopus (a veces Geochelone nigra).

En la estación Charles Darwin de Santa Cruz, una de las islas Galápagos (Ecuador), los turistas pueden tocar a las tortugas gigantes. La fauna única de las islas, que influyó en el pensamiento de Darwin, atrae ahora a turistas de todo el mundo. Las autoridades se enfrentan al problema de conciliar los beneficios inmediatos del turismo con la necesidad de conservar la fauna y flora de las islas.